Embajada De Los Estados Unidos Dicurso Embajador Brewster

Nov 26, 2015

 Palabras Embajador de los Estados Unidos,
James W. Brewster
Durante el Almuerzo de Acción de Gracias de la Cámara Americana de Comercio República Dominicana.

Buenas tardes.  Cuánto me alegro de estar aquí hoy y dirigirme de nuevo a este distinguido público. Este almuerzo anual del Día de Acción de Gracias constituye toda una tradición aquí en Santo Domingo, y quisiera agradecerles a Gustavo, a Bill y a los miembros del Consejo por brindarme la oportunidad una vez más de dirigirme a Ustedes.   Mañana, Bob y yo estaremos celebrando el segundo aniversario de nuestra llegada a este país.  Ha sido una gran experiencia. Como ustedes saben, le solicitamos al Presidente Obama designarnos en República Dominicana por la cantidad de años y lazos afectivos que nos unían a este país.

Cuando llegamos por primera vez, teníamos a muchos amigos personales, pero fueron Máximo, Bill y muchos otros miembros de la Cámara Americana de Comercio  en este salón que, desde el principio se nos acercaron y, nos dieron la bienvenida a la comunidad empresarial. Ahora muchos de Ustedes son nuestros amigos también. Sólo quisiera expresarles nuestro sincero agradecimiento.

    El Día de Acción de Gracias es un día feriado muy especial en los Estados Unidos; en la escuela se nos enseña que fue celebrado por primera vez cuando los indígenas norteamericanos les dieron la bienvenida a los peregrinos, quienes compartieron su cosecha en el Nuevo Mundo.  Bueno, Bob y yo no sembramos cultivos, y los Peregrinos que conocemos son los jugadores de béisbol que vienen de los Estados Unidos para jugar pelota invernal  para el Escogido.  Así que, para Bob y para mí, el Día de Acción de Gracias es un momento en el que las familias y los amigos, incluyendo esos jugadores de los Estados Unidos, se reúnan y reflexionen sobre los logros del año que acaba de pasar, para contemplar lo que falta por hacer, y ponderar las oportunidades que nos puedan brindar el próximo año.

    Antes de entrar en detalles me gustaría hablar sobre competitividad global. Como ustedes saben, mi experiencia profesional giraba en torno a ofrecer consultorías a grandes multinacionales en el desarrollo de sus estrategias corporativas, donde evaluamos el comportamiento del consumidor alrededor del mundo. Siempre he dicho que una empresa robusta cuenta de ocho elementos básicos.
Primero, un equipo con un liderazgo fuerte y visionario, que sea transparente, apoye la innovación y creativo; con un plan estratégico basado en estudios de mercado pero que no depende únicamente de ellos. Es necesario un equipo gerencial que sea tan diverso como sus clientes. Segundo, una fuerza laboral inclusiva y capacitada que es motivada por sus supervisores a ser productivos.

Para ver el discurso completo click Aquí

0
El amor de tus pensamientos, por favor comente.x