La actividad económica cayó 29.8 % en abril

Jun 10, 2020

Durante el mes de Abril de este año la economía nacional reflejó una caída de -29.8%, fruto del impacto de la suspensión de operaciones en actividades económicas no esenciales como medida de prevención ante la propagación del coronavirus (COVID-19).

BancoCentral MedianaSegún un informe emitido por el Banco Central, el impacto adverso en el crecimiento registrado en el mes de abril se prevé sea el punto más crítico de la crisis actual.

En el Informe Preliminar del Comportamiento de la Actividad Económica del periodo enero-abril 2020, el Banco Central dice que en lo sucesivo se proyecta que la economía dominicana experimente una recuperación en forma de “V”, retornando en el corto plazo a sus niveles expansión promedio.

Las cifras del Indicador Mensual de Actividad Económica (IMAE) para enero-abril de 2020 muestran que la economía dominicana registró una variación interanual de -7.5% en el referido período, indica el informe señalando que las actividades más afectadas en términos del valor agregado real son Hoteles, Bares y Restaurantes (-34.1%), Construcción (-24.5%), Minería (-11.4%), Otros Servicios (-9.7%), Transporte y Almacenamiento (-9.6%), Zonas Francas (-8.8%) y Manufactura Local (-5.2%).

La autoridad monetaria destacó que a pesar de las restricciones implementadas a raíz del COVID-19, algunos sectores económicos continuaron exhibiendo un desempeño positivo, tales como: Salud (12.4%), Servicios Financieros (9.8%), Agropecuario (5.2%), Actividades Inmobiliarias (4.9%), Comunicaciones (4.8%) y Energía y Agua (3.5%), mitigando parcialmente los efectos adversos del confinamiento preventivo sobre el crecimiento económico.

 

"Esta capacidad de recuperación de la economía dominicana es posible en gran medida por la composición diversificada de su aparato productivo y los encadenamientos entre las actividades económicas de impulso y de arrastre que generan un efecto multiplicador en la economía. Tal es el caso de la construcción, un sector que se ha caracterizado por ser determinante de los puntos de inflexión de las fluctuaciones cíclicas de la actividad económica”, apunta el Banco Central en su informe.