All for Joomla All for Webmasters

Noticias AMCHAMDR

Minerd apuesta por la transformación de la educación dominicana

El ministro de Educación fue orador invitado en el almuerzo mensual AMCHAMDR.

Andres Navarro nota1Santo Domingo, 17 de octubre.- El ministro de Educación, Andrés Navarro, expuso algunos de los proyectos e iniciativas que se están llevando a cabo desde su ministerio para asegurar una reorganización y restructuración efectiva apuntando a una nueva institucionalidad en la educación dominicana.

El ministro Navarro fungió como orador invitado y huésped de honor en el almuerzo-conferencia mensual de la Cámara Americana de Comercio de la República Dominicana (AMCHAMDR, por sus siglas en inglés) del mes de octubre, celebrado el martes, en una ponencia titulada “Nueva institucionalidad para la nueva educación”.

En las palabras de apertura, el presidente de AMCHAMDR, David Fernández, manifestó su reconocimiento y apoyo a la institución en este proceso.
“Muchos de los empresarios aquí presentes han manejado una reorganización o restructuración de su empresa en años recientes. Entienden que el proceso de restructuración es un reto enorme; sin duda, el cambio es necesario para el crecimiento. El Ministerio de Educación tiene más de 175 000 empleados – más que las 10 empresas más grandes del país. Imagínense el reto que debe consistir manejar una restructuración de ese tamaño. No puede hacerlo solo. Necesita – y merece – el apoyo de toda la sociedad”, expresó Fernández.

Entre otras cosas, el ministro explicó las políticas de reforma y modernización institucional orientadas a resultados, entre las que se destacan un sistema de planificación integral, estratégica, práctica y participativa; un sistema presupuestario anual y plurianual; y un sistema de gestión de servicios generales y descentralizados.

Por un lado, Navarro articuló sobre los retos y oportunidades de construir una nueva ciudadanía desde las aulas, encaminada a ser ética; ciudadana; comunicativa; de pensamiento lógico, crítico y creativo; con capacidad tecnológica y científica; y con capacidad de desarrollo personal y espiritual. Por otro, formuló también el reto de construir una nueva institucionalidad desde el Estado que sea legal, transparente, eficiente, incluyente y legítima.